Vacas Lecheras

Salud

You are here

Salud Salud

La Necesidad – El Mantenimiento de Hatos Saludables

El Desafío

La salud de las vacas es un factor clave para la rentabilidad de un hato lechero. Las vacas deben tener un excelente estado de salud para producir leche de alta calidad y procrear en forma eficiente, y las vacas con mayor producción son siempre más susceptibles a contraer enfermedades. La Mastitis, la cetosis, los problemas con partos, cojeras y otras enfermedades disminuyen la producción y requieren costosos tratamientos veterinarios. En definitiva, las enfermedades de los animales causan pérdidas económicas que pueden convertir a una granja lechera próspera en un emprendimiento con grandes pérdidas. Por lo tanto, para mantener la rentabilidad, las granjas lecheras deben tempranamente, prevenir, detectar y tratar a las vacas enfermas.

Pérdida de Utilidades

Los hatos lecheros de todo el mundo sufren pérdidas debido a los problemas de salud.

  • Mastitis : es la enfermedad más común entre las vacas con mayor producción. Esta enfermedad disminuye la producción y la calidad de la leche, y requiere un tratamiento y medicamentos costosos. La pérdida económica estimada a causa de la mastitis es de USD 80 a USD 250 por lactancia, por cada vaca en un hato promedio.
  • Cojera : es el segundo problema de salud más común en las granjas lecheras modernos, con una incidencia de entre un 20% a un 50%. Las pérdidas se traducen en una disminución de la producción de leche de 300 a 450 kg por vaca durante un período de 305 días, 36 a 50 días abiertos adicionales y 1,45 veces más riesgo de muerte o sacrificio.
  • Enfermedades posparto : el período de posparto es el más delicado para las vacas lecheras en lactancia. Entre las enfermedades de posparto encontramos: distocia, retención de placenta, endometritis, fiebre puerperal, cetosis y desplazamiento de abomaso. Estas enfermedades se presentan poco tiempo después del parto, afectando enormemente el rendimiento de la vaca (incluso su producción de leche y fertilidad) durante toda la lactancia. En un período de 305 días, las vacas con cetosis producen unos 400 kg menos de leche que las vacas sin cetosis.

La Solución

General

La producción y calidad de la leche, la condición corporal y el comportamiento de las vacas son indicadores tempranos de posibles cambios del estado de salud. Al monitorear de cerca estos factores, el encargado del hato asegura la salud de las vacas y la rentabilidad de la granja.

  • Detección temprana : los cambios en la producción y calidad de la leche, la condición corporal y el comportamiento de una vaca son los primeros indicadores de una enfermedad.
  • Tratamiento temprano : una detección temprana permite un tratamiento precoz, reduciendo la duración de la enfermedad y la necesidad de usar medicamentos.
  • Solidez : los métodos robustos de detección que funcionan las 24 horas del día indican que vacas necesitan atención.

Nuestra Solución

Afimilk's health monitoring solutions

La recopilación automática de datos es la única forma viable de identificar los problemas de salud de cada vaca en un hato numeroso. Como un auténtico pionero de la industria, Afimilk introdujo la primera solución para computar datos automatizados en indicaciones de alertas de salud para vacas específicas. 

  • Administración por excepciones : Afimilk identifica las desviaciones respecto al rendimiento aceptable, y le indica al encargado del hato las vacas que requieren atención individual.
  • Amplio rango de datos : la amplia gama de sensores de monitoreo de Afimilk cubre todos los aspectos de la salud bovina.
    • Los medidores de leche miden la producción de leche y la conductividad eléctrica, la cual puede indicar inflamación de las ubres.
    • Los analizadores de componentes de la leche (grasas, proteínas, sangre, lactosa) indican problemas con las ubres, así como desviaciones nutricionales y de balance energético.
    • Los podómetros para el comportamiento de las vacas miden los tiempos de actividad y descanso, detectando cojeras y problemas de salud generales.
  • Detección específica y temprana : mediante avanzados modelos, los sistemas de monitoreo de la salud de Afimilk detectan enfermedades específicas como por ejemplo:
    • Mastitis.
    • Trastornos metabólicos.
    • Cojera.
    • Cetosis.
    • Otros problemas generales de salud.

Prevención

  • Los sistemas de Afimilk monitorean el funcionamiento de los equipos de ordeño y proporcionan modelos de modernos análisis del flujo y los patrones de bajada de la leche. Esta es la herramienta más potente del encargado del hato lechero para monitorear los procedimientos de ordeño y minimizar las mastitis causadas por un ordeño incorrecto.
  • Una detección temprana de los problemas alimenticios evita trastornos metabólicos y pérdidas en la producción de leche.
  • La detección y el tratamiento precoz de trastornos subclínicos (como la cetosis subclínica) evitan el desarrollo de trastornos clínicos.

Testimonios de Nuestros Usuarios

¿Sabía usted que...?

Un estudio reciente, basado en datos de Afimilk, efectuado por la Universidad de Florida demostró que las vacas con mastitis clínica presentan una marcada disminución de lactosa en su leche durante el transcurso de la enfermedad. AfiLab indica las disminuciones de lactosa un día entero antes de que aparezcan otros síntomas clínicos.

La Recompensa

Una encuesta estadística de los usuarios de Afimilk indica que:  

  • Mastitis : una detección temprana y un tratamiento precoz ahorra entre 300 a 400 kg de leche por vaca y por lactancia.
  • Acidosis Rumial Subclínica (ARS):  el estimado del costo para Norteamérica es de USD 1,12 por día de enfermedad.
  • Cetosis : entre un 10 y un 20% de las vacas de Norteamérica sufren de cetosis en una lactancia dada. Un tratamiento temprano puede ahorrar entre 200 y 280 kg de leche por lactancia y por vaca.
  • Sacrificios : el tratamiento de vacas con mastitis y cetosis puede reducir los sacrificios involuntarios en un 20 a 30%.