Vacas Lecheras

Nutrición

You are here

Nutrición Nutrición

La Necesidad – Eficiencia de Alimentación

El Desafío

La disponibilidad y los precios de la alimentación del ganado, lo cual es el mayor gasto de una granja lechera, son temas que plantean grandes desafíos para el futuro.

El crecimiento mundial de la industria lechera aumentó la demanda de maíz y otros cultivos para alimentación ganadera. Las graves sequías en distintas partes del mundo, junto con otros factores, limitan la disponibilidad de alimento, aumentando así el costo global del alimento. El resultado es una reducción de la relación del costo de leche con la del alimento.  

Pérdida de Utilidades

La industria lechera siempre ha tenido que mantener un delicado equilibrio entre el alimento de alta calidad de la ración para maximización de la producción y sus consecuencias económicas de adquirir esta ración. Esto es particularmente cierto en el ambiente actual de costos elevados de alimento.

El control y equilibrio del consumo de alimento de los hatos lecheros es un factor clave para la rentabilidad de la granja. Particularmente, en grupos específicos como vacas secas, vacas primerizas y vacas en primera lactancia, necesitan una ración balanceada para mantener su estado de salud y su condición corporal.


La Solución

General

Para mejorar la eficiencia de la alimentación, los productores deben encontrar un equilibrio entre la nutrición y los costos.

Hoy en día es común ajustar las formulaciones de ración según la etapa de lactancia en la que se encuentren las vacas. Considerando el aumento del costo de las raciones de alta calidad y el uso de sustitutos de menor costo, los productores deben monitorear la condición corporal de sus animales (balance energético) y su salud (problemas metabólicos) para evitar lesiones.

«Los productores lecheros deben monitorear los cambios en la eficiencia de la ración a medida que implementan cambios en la alimentación y en administración de sus granjas. La disponibilidad de valores computarizados corregidos permitirá comparar con precisión distintos grupos, hatos y cambios de alimentación o administración.» Michael F. Hutjens, Universidad de Illinois

Nuestra Solución

Productos de Alimentación Eficiente de Afimilk

AfiFarm aborda distintos aspectos del monitoreo y el control de la alimentación. El sistema evalúa la condición corporal de cada animal y alerta a los usuarios respecto a los déficits alimenticios a nivel de grupo y hato.  

Monitoreo alimenticio: basado en el análisis en línea de componentes de la leche de AfiLab, que calcula el contenido graso o la relación de grasas/proteínas para cada animal, indicando:

  • ARS: (Acidosis Ruminal Subclínica) en base a  niveles aceptados de bajo contenido graso por grupo de animales.
  • Cetosis:  el déficit energético nutricional indicado por un aumento de relación grasas/proteínas en la leche.
  • Sólidos:  detecta una disminución de la producción de sólidos a nivel de grupo o hato.

Las alertas relacionadas con alimentación de mala calidad permiten que los productores resuelvan problemas alimenticios en forma temprana para evitar lesiones de gravedad.

Módulo de alimentación individual:  AfiFarm ofrece un sistema de control de distribución de ración individual para cada vaca, AfiFeed, el que es usado principalmente en pastos. AfiFeed permite realizar ajustes automáticos en los complementos alimenticios de las vacas según sus necesidades nutricionales individuales, mejorando así su potencial de producción.

Testimonios de Nuestros Usuarios

«Hemos llegado a la conclusión de que lo básico está en la alimentación. Si podemos alimentar a las vacas adecuadamente, manteniéndolas en la curva de peso correcta, obtenemos los máximos beneficios. Lo que Afimilk nos permite es calcular y determinar el peso ideal de una vaca, comprobar su peso corporal durante su lactancia y realizar ajustes automáticos a su alimentación para mantenerla en la curva de peso correcta, todo mientras la alimentamos para una mejor producción.» Nigel Lok, Robhoek Farm, Sudáfrica.

La Recompensa

ARS:  los estudios de campo en los Estados Unidos indican que hasta un  19% de las vacas a principios de la lactancia, así como un 26% de vacas a mediados de la lactancia, sufre Acidosis Rumial Subclínica (Garret et al., 1997).

El costo promedio por cada vaca afectada se estima en USD 1,12 por día (Enemark, 2009).

Cetosis - el 17% de los animales de cualquier granja lechera de los Estados Unidos sufre de cetosis al principio o a mediados de la lactancia. El costo de las pérdidas se estima en 205 a 240 kg de leche por caso (Guard, 2008).