Vacas Lecheras

Fertilidad

You are here

Fertilidad Fertilidad

La Necesidad – La Detección del Celo

El Desafío

La rentabilidad de las granjas lecheras depende de la fertilidad del hato, y esta se basa a su vez en la optimización de los intervalos de lactancia. El factor principal para mantener un buen nivel de fertilidad es tiempo adecuado. La ecuación es simple: si se identifica el momento exacto para la inseminación, se mejoran los índices de preñez.

La detección del momento en el que los animales entran en celo es crítica. Las vacas con mayor producción mantienen períodos de estro cortos con escasos síntomas visuales. Dado que las vacas pueden entrar en celo en cualquier momento del día, a menudo no se detectan los períodos de celo durante la noche. En los hatos grandes, el desafío es aún mayor dado que los productores pueden incluso no notar el celo de algunos animales.

Pérdida de Utilidades

Si bien los programas de inseminación pueden cambiar según la granja, las causas de un bajo nivel de fertilidad, y las pérdidas que esto conlleva, son siempre las mismas. Para mantener un nivel óptimo de fertilidad y rentabilidad en su granja, es necesario atender los siguientes aspectos:

  • Días abiertos: luego del período voluntario de espera (VWP), las vacas deben inseminarse en cada ciclo. Cada día abierto adicional cuesta entre USD 4 y USD 7. Al disminuir los días abiertos involuntarios, los productores podrán aumentar sus ingresos.
  • Vacas con celos no detectados: el anestro, o falta de síntomas de celo, puede ocasionar que algunas vacas sean inseminadas tarde. La identificación y el tratamiento tempranos de las vacas con anestro ayuda a mantener las mejores vacas en el grupo rentable.
  • Abortos: la estadística indica que un 3 a 5% de las vacas preñadas pierden su embrión. La detección temprana de los abortos puede reducir ampliamente el número de vacas que se encuentran en momentos distintos de la lactancia.
  • Costos operativos: la detección del celo por inspección visual es trabajoso y requiere personal capacitado.

Al contrarrestar estos problemas, las granjas lecheras aumentan el total de sus utilidades.


La Solución

General

Veinticinco años de investigaciones demuestran que existe una relación directa y marcada entre el inicio del estro y el aumento de la actividad de la vaca. La detección computarizada del celo, en base a esta correlación, es la mejor solución para toda granja lechera, de cualquier tamaño.

Los sistemas automáticos de detección de celo automáticos le aseguran:

Precisión: la detección del celo mediante podómetros supera a otros métodos.
Solidez: con un funcionamiento las 24 horas del día, no es necesaria la intervención de operarios.
Ahorro: reducen la mano de obra y los costos de operación al no necesitar una detección visual.
Una solución a largo plazo: al operar en forma independiente, mejora constantemente la fertilidad del hato.

Nuestra Solución

AfiAct fue el primer sistema comercial de la industria lechera para la detección del estro mediante podómetros. Más de 25 años de eficacia comprobada y constantes mejoras han hecho de AfiAct el estándar de excelencia  de administración de la fertilidad.

AfiAct es mucho más que un buen detector del celo; es un sistema de automatización increíble que cuenta con múltiples funciones. El sistema realiza un seguimiento de los ciclos de celo de 21 días de cada vaca, alerta a los usuarios sobre anestros y detecta el aumento de actividad en las vacas preñadas, enviando alertas tempranas en caso de sospecha de aborto. Si bien realiza complejos cálculos internos, AfiAct simplifica los resultados para el usuario.

Estas funciones simplifican el trabajo en la granja y mejoran la fertilidad del hato, asegurándole una tasa de retorno rápida de su inversión en AfiAct. En suma, AfiAct hace de sus usuarios en los mejores operarios lecheros.

¿Sabía usted que...?

Una investigación publicada por Kaim et al, del Instituto de Investigación Agrícola Volcani de Israel de junio de 2011, demostró una muy alta eficiencia (89,2%) y precisión (88,5%) de la detección del estro con el sistema AfiAct, a pesar de las desfavorables temperaturas elevadas de Israel.

Testimonios de Nuestros Usuarios

Varias granjas en Estados Unidos, Europa e Israel mostraron una reducción de 15 a 29 días abiertos durante el primer año de operación, reduciendo los costos de producción considerablemente.

«... con Afimilk somos capaces de hacer un mejor trabajo al inseminar a nuestras vacas,» afirmó Brian Houin del establecimiento Homestead (Indiana, Estados Unidos), cuyo hato tiene un índice de preñez superior al 28%.

La Recompensa

El sistema de detección de celo Afimilk reduce en promedio de 20 a 25 días abiertos en la mayoría de los establecimientos. El ahorro de USD 5 por día, esto significa un ahorro anual de USD 100 a 150 por vaca. El sistema también ahorra aproximadamente entre medio día y un día de trabajo por empleado por cada 100 vacas. Estos beneficios implican una tasa de retorno de su inversión de apenas 1,5 años para la mayoría de los establecimientos, llegando a menudo a ser menor a esta cifra.