Vacas Lecheras

Calidad de la Leche

You are here

Calidad de la Leche Calidad de la Leche

La Necesidad - Asegurar la Seguridad y Calidad de la Leche

El Desafío

Toda empresa lechera debe garantizar que su leche sea de alta calidad y segura para el consumo. La leche de alta calidad es muy crítica para la elaboración de productos lácteos de alta calidad.

De acuerdo a los reglamentos, se debe descartar la leche que presente las siguientes características:

  • Contaminación por residuo de antibióticos o agua agregada.
  • Sangre.
  • Altas temperaturas.
  • Recuento alto de bacterias (DMC).
  • Factores sensoriales inadecuados (olor, sabor, aspecto).

Del mismo modo, la calidad de la leche incide en el sabor del producto y su vida útil, así como en los costos de elaboración de derivados.

Parámetros de calidad de la leche son:

  • Recuento de células somáticas.
  • Sólidos en la leche (grasas, proteínas y lactosa).
  • Patógenos de mastitis (e. coli, estafilococo).

Pérdida de Utilidades

Los rechazos de la leche por parte de las plantas de procesamiento afectan gravemente la rentabilidad de la granja lechera, mientras que la prima del precio por leche de calidad son considerables. Estas partidas extra proporcionan un excelente incentivo para invertir en los mejores sistemas de control y de administración.


La Solución

General

La producción de leche de alta calidad es un esfuerzo cooperativo entre el administrador de la granja y los operarios del establecimiento. La calidad de la leche se controla mejor mediante rutinas de ordeño apropiadas combinadas con buenas prácticas diarias y adecuada capacitación de los operarios.

Las granjas lecheras deben atender rutinariamente las siguientes tareas:

  • Leche contaminada: el personal de la granja debe tomar medidas preventivas. Se deben identificar y ordeñar fuera del sistema las vacas que presenten antibióticos, calostro, alto recuento de células somáticas, mastitis clínica, etc.
  • Sistema de lavado: es crítico contar con un buen programa de limpieza del equipo (CIP) para su higiene y desinfección.
  • Equipos del sistema de ordeño: es necesario un mantenimiento rutinario de los tanques de leche y del equipo de refrigeración.
  • Componentes de la leche: se deben controlar y monitorear los sólidos en la leche de acuerdo al destino de la misma, por ejemplo, para la industria quesera.
  • Contaminación cruzada: no permitir la contaminación cruzada entre las vacas. Los equipos de ordeño siempre deben limpiarse luego de que se detecta leche contaminada.

Nuestra Solución

Afimilk brinda una amplia gama de herramientas de monitoreo y control para evitar la contaminación de los tanques de leche y para mantener una buena calidad de la leche. 

Para el administrador de la granja - Afimilk brinda herramientas para la toma de decisiones, el control y el monitoreo:

  • selección de vacas según distintos criterios, y el rechazo de la leche según presencia de antibióticos, alto recuento de células somáticas y calostro.
  • asignación automática de opciones de códigos para el rechazo de la leche según distintos criterios.
  • Alertas de fallas del equipo de ordeño, permitiendo así correcciones a tiempo.
  • Un módulo de monitoreo de lavado que alerta a los usuarios sobre fallas en la limpieza del equipo (CIP).

En la sala de ordeño, las alertas de leche rechazada y las opciones automáticas de rechazo de la leche le permiten:

  • Varios niveles de alertas según los criterios elegidos por el administrador.
  • El retiro automático del colector en caso de detectar sangre.
  • Diferentes opciones para la separación automática de la leche contaminada:
    • Alto recuento de células somáticas - la leche inicial o el total de la leche ordeñada de las vacas seleccionadas.
    • Calostro, antibióticos u otros criterios.
    • de acuerdo a su destino, por ejemplo, alto contenido de sólidos para quesos, o bajo contenido de sólidos para leche cruda.